Loading...
Consejos para conservar un vino en casa
13 Noviembre, 2018

Compartir

Elena Adell, la enóloga de Azpilicueta, nos cuenta los mejores trucos para conservar el vino en casa en las mejores condiciones posibles.

¿Qué vinos podemos guardar?

Actualmente, la mayoría de vinos que salen al mercado están listos para ser consumidos. Pero no hay que obviar que hay vinos que crecen en botella y desarrollan nuevos matices. Generalmente, se trata de vinos que previamente han tenido una crianza en barrica.

En estos casos, podemos plantearnos conservarlos un tiempo en casa. Para los crianzas, los tiempos no deben ser demasiado largos (de 2 a 4 años), pero los reservas y grandes reservas podrán permanecer en buen estado durante más tiempo.

En todos los casos, debemos garantizar unas condiciones adecuadas de conservación. Si no lo podemos conservar de una forma correcta, es mejor no dejar pasar mucho tiempo antes de beberlo.

¿Qué vinos es mejor no conservar?

Los vinos sin crianza, ya sean blancos, rosados o tintos, es mejor no guardarlos mucho tiempo en casa, ya que la guarda en botella no aportará demasiado.

A estos vinos se les denomina normalmente como vinos del año, y se elaboran para ser consumidos en el año siguiente a su elaboración.

¿Cómo guardamos el vino en casa?

Si pretendes conservar un vino en tu propia casa, debes asegúrate de que se cumplan lo máximo posible los siguientes requisitos:

  • Temperatura estable: Busca un rincón que tenga una temperatura más o menos constante de entre 12 y 15ºC, evitando cambios bruscos de temperatura. Los espacios abiertos de casa son los más desaconsejables. Evita terrazas, balcones o despensas semi-abiertas.
  • Espacios silenciosos: Por increíble que parezca, el vino ama el silencio. Espacios sin ruidos, sin vibraciones, tratarán mejor nuestras botellas. Evita poner el vino cerca de altavoces o de cualquier aparato eléctrico que genere vibraciones.  
  • Humedad: Deberemos estar atentos a la humedad del lugar donde se encuentre el vino. La humedad ideal debe estar entre el 70 y el 80%.
  • Evita los rayos del sol: Cualquier contacto que el sol tenga con la botella, provoca subidas de temperatura, posibilita la contracción del corcho y acelera los procesos de oxidación. En definitiva, el sol no es ningún buen aliado para nuestro vino.
  • Espacios sin olores: El vino está lleno de aromas y matices muy etéreos. Para mantenerlos, lo mejor es guardarlo en espacios libres de olores fuertes, de lo contrario pueden llegar a penetrar en la botella y alterar la gama aromática del vino.
  • Evita el movimiento: Otra característica que nos demuestra que el vino está vivo es que necesita que le dejen tranquilo en el mismo sitio. Procura no mover las botellas de un sitio para otro, no solo por los cambios ambientales, también por los cambios de posición. Lo ideal es tener muy pensado el espacio que le vas a dedicar a la botella cuando llegue a casa y no alterarlo.
  • En contacto con el corcho: Procura que el vino esté en contacto con el corcho. A la hora de conservarlo, plantéate ponerlo en horizontal o inclinado.

Algún truco

Si tienes una escalera que forme un espacio diáfano, puede ser un lugar ideal para el vino si cumple con los requisitos que hemos comentado.

También puede ser un buen lugar el interior de un armario. Si no es muy concurrido, suele cumplir bastante bien con las exigencias.

Aun así, el mejor lugar con diferencia donde nos aseguraremos con éxito una conservación idónea, son los armarios refrigerados para vino.

Si no dispones de ningún lugar de los anteriores, el mejor truco es conservar el vino en su propia caja, ya que el cartón es un gran aislante.

Te puede interesar...
25 Marzo, 2019
Aprendiendo de vino

En el artículo anterior os contábamos los importantes matices que aporta la crianza en barrica de roble pero, ¿sabes cuáles...

9 Enero, 2019
Aprendiendo de vino

Para nuestra enóloga, Elena Adell, la crianza de un vino no se entiende sin considerar los matices que aportan los distintos...

11 Diciembre, 2018
Aprendiendo de vino

Antes de comenzar a catar un vino, debemos leer su nota de cata y, sobre todo, entenderlo. Para ello, debemos tener en cuenta...