Loading...
Enero es tiempo de poda
27 Enero, 2016

Compartir

La poda de la vid es un proceso fundamental en el resultado que obtendrán los distintos cultivos vitivinícolas. Si la planta creciera libremente, los sarmientos podrían alcanzar los 30 metros de longitud. El objetivo del viticultor es reducir la parte vegetativa de la vid a fin de limitar ese crecimiento natural y mejorar así su rendimiento y la calidad de las uvas. En lugar de una liana trepadora y numerosos racimos -pero de pequeñas uvas cuya calidad será pésima- una buena poda conseguirá, mediante la reducción de los sarmientos en número y longitud, menos racimos, pero óptimos para la producción del vino.

Por otro lado, la poda no solo alarga la vida de la vid y asegura la cosecha de un año para otro, sino que permite adaptar el tamaño de la planta al espacio donde se cultiva para facilitar las tareas del viticultor. La poda se divide en distintas fases, lo que demuestra la complejidad del proceso: la poda de formación y las podas de fructificación (la de invierno, o poda en seco, y la poda en verde).
 
1. Poda de formación. Realizada durante los tres o cuatro primeros años, y siempre en invierno o primavera, determinará la forma y el crecimiento de la planta, que dependerá del clima y de la variedad de la cepa cultivada. Hay distintas variantes en la poda de formación en base al sistema de conducción utilizado.
 
2. Podas de fructificación. La vid ha adquirido su forma definitiva, lo que posibilita el mantenimiento de la composición y controlar su crecimiento. Los racimos de uva elegidos recibirán mayores dosis de sol y una mejor ventilación, algo que influirá positivamente en su calidad y en reforzar su sistema inmunitario ante las plagas.
 
2.1.Poda de invierno o poda en seco. Todos los inviernos, tras la caída de las hojas y antes de que salgan los nuevos brotes, esta poda aprovecha el estado vegetativo de la planta y la menor circulación de savia para eliminar los sarmientos de la temporada anterior y recortar las maderas de dos o más años. Las bajas temperaturas son peligrosas en estos procesos. La madera puede astillarse al cortarla y, al retrasar el frío su cicatrización, corre mayores riesgos de sufrir enfermedades tales como la yesca o la eutipiosis.
 
2.2.Poda en verde. Practicada solo si han crecido demasiados brotes, esta poda complementa a la de invierno y tiene por objeto rebajar el rendimiento de la planta para cultivar uvas de mejor calidad. Se realiza hacia el final de la primavera.
Te puede interesar...
12 Julio, 2018
Perfecto Anfitrión

¿Organizas una comida o cena importante en tu casa y no tienes claro cómo colocar la vajilla?  ¡Te recomendamos seguir...

26 Junio, 2018
Aprendiendo de vino

Esta es una de las dudas más habituales que soléis trasladarnos. ¿Qué hago con este vino, lo guardo para una ocasión especial...

16 Mayo, 2018
Aprendiendo de vino

Hace no tantos años, el consumidor no prestaba demasiada atención a las variedades de uva que componían un vino. No obstante,...